El precio es sin duda un factor a tener en cuenta al comprar una caseta de jardín. Los cobertizos para jardín y terraza tienen precios de venta que dependen de la marca, material y acabados. Descubre porque la calidad no tiene porque ser cara y encuentra las casetas prefabricadas más baratas.

la marca los materiales y el acabado dictaminan el precio de una caseta de jardín

¿Cuánto cuesta y cuál es el precio medio de una caseta de jardín?

Precio de las casetas de jardin prefabricadas de madera resina o metal

Las casetas de jardín, las cuales también podrás colocar en una terrazas patio o terreno, cuestan entre 100€ y hasta 3000 euros dependiendo de muchos factores. El precio determina sobre todo la marca, los materiales y el tratamiento, y acabado final. Para aprender como ahorrar algo de dinero al comprar y entender más sobre cada uno puedes seguir leyendo nuestro artículo, más abajo.

¿Qué caseta es mas barata: una de madera, las casetas de resina o un cobertizo metálico?

Los precios siempre dependerán de muchas otras cosas, pero en cuanto al material, las más baratas son sin duda las metálicas, viniendo después las de resina y por último como más caras y mayor precio las fabricadas en madera. Esto sin duda debe ser irrelevante al elegir tu caseta, ya que hay otros factores que no debes pasar por alto y que tienen más importancia que ahorrarte un par de euros. Y como me dice mi madre a veces lo barato sale caro y quien compra barato compra 2 veces.

A continuación te explicaremos algunas recomendaciones para decidir que caseta prefabricada comprar y cuales son los factores que más afectan al precio y la calidad de estas.

Precios según la marca del fabricante de casetas de jardín: Esto es un factor determinante en el precio, que sin duda determinará si una caseta prefabricada es mas o menos económica.

Sin duda alguna, la marca de un producto, independientemente de su tipo, es considerada como un medidor para saber la calidad de dicho bien.

Por ejemplo, en el caso de las empresas reconocidas, como ya tienen varios años en el mercado, y la gran mayoría de las cosas fabricadas son de buena calidad, ya los consumidores asocian a sus productos con calidad.

Este ejemplo también se puede usar para las empresas poco conocidas, como no se conocen buenas referencias de otros usuarios, entonces asociamos inmediatamente que la empresa no es de buena calidad.

Para que la marca de un producto sea puesta en duda no necesariamente se deben tener malas referencias en el mercado, por el contrario, en la mayoría de los casos, es poco frecuente conocer malas referencias de marcas desconocidas.

Por lo general, las malas referencias son para empresas ya reconocidas por sus productos de calidad, mientras que las marcas desconocidas, son asociadas de una vez como malas, por el simple hecho de no ser populares.

Si los consumidores dejarán de lado esta idea errada sobre el mercado, sabrían que hay muy buenas marcas poco conocidas, con calidad igual o incluso superior que la de las empresas ya reconocidas.

Además, estas nuevas empresas se caracterizan por tener productos más económicos ya que, a diferencia de las marcas populares, ellas fijan su precio solamente a la calidad del producto, y no en base a su buena reputación.

La mejor forma de hacer una compra inteligente, es investigar el fabricante de tu caseta, no importa si la empresa es nueva o ya tiene muchos años de existencia, solo así podrás descubrir todas las ofertas que puede haber en el mercado.

Materiales utilizados en la construcción de una caseta prefabricada. El tipo y la calidad del material juega un papel importante y en gran medida es parte del precio de venta de un cobertizo prefabricado.

En toda construcción, los materiales son claves para garantizar que la estructura se mantenga en pie por el mayor tiempo posible.

En el caso de las casetas o cobertizos, los materiales también son usados como referencia para determinar el valor que puede tener dicho producto. Tengamos en cuenta que no todos los materiales cuestan igual, y hay unos más costosos que otros.

Lo ideal sería que la caseta más costosa es aquella que tiene el material más resistente, es decir, el metal, sin embargo, esto no es así, ya que la madera, a pesar de no ser tan resistente, tiene un precio más alto.

La madera es considerada un material noble, o lo que es igual, un producto de lujo, no solo tiene un aspecto más estético que el metal, sino que es capaz de regular mejor el ambiente dentro de la estructura. También debemos mencionar el hecho de que la madera es más fácil de adaptar en materia decorativa.

El plástico, por otra parte, es el material más económico del mercado, por eso las casetas a base de él tienen los precios más bajos. Pero esto no quiere decir que sea malo, solo que es diferente.

Aunque es cierto que una caseta de resina de plástico no tendrá la misma fortaleza que una caseta de madera, por lo menos puede cumplir expectativas básicas, incluso pueden ser superiores, en caso de vivir en un lugar donde los cambios climáticos no son bruscos.

No subestimes los materiales en base a suposiciones, ya que esto puede hacer que gastes más de lo que debes o puedes en tu compra.

Los acabados con los que cuentan las casetas prefabricadas de jardín son determinantes también en el coste de esta: Los tratamientos impermeables y pinturas para exteriores, la forma o el recubrimiento del techo son sin duda el tipo de cosas que juegan un rol importante al determinar el costo final de estas casitas adosadas.

Cuando hablamos de acabados, nos referimos a pequeños detalles que puedan mejorar el aspecto o incluso la utilidad de la caseta. Esto va desde la forma del techo, hasta cosas tan pequeñas como la forma de los marcos de la ventana.

Desde una perspectiva práctica, los acabados son claves para determinar cómo funcionará la casa en diferentes condiciones climáticas, o como podría ser mejor utilizada por los consumidores.

Si nos vamos por la parte estética, entonces los acabados se centran en mejorar el aspecto de la caseta, o haciendo que está tenga una mayor sincronía con la decoración o aspecto de la casa principal.

Hay que tener un poco de cuidado con los acabados, ya que estos no siempre son indispensables, y lo peor de todo, es que pueden encarecer el precio de la caseta.

Si no el dinero no es un problema para ti, entonces no hay problema con que elijas una caseta con acabados un poco lujosos.

Pero si, por el contrario, eres una persona ahorradora, que siempre anda en la caza de ofertas, puedes optar por comprar una caseta con facilidad para hacer cambios menores en su estructura, o lo que es igual, cosas de bricolaje.

En este caso estarías comprando una especie de “lienzo en blanco” capaz de decorar a tu antojo, con todos los acabados que te parezcan idóneos. Y la mejor parte es que, estos nuevos acabados que vas a instalar, por lo general, son mucho más económicos que los ya preinstalados en las casetas.

Si quieres saber más sobre como elegir tu caseta de jardín perfecta y otro consejos para decoración de jardines, encuéntralo en nuestro blog de cosas de jardín.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.